16 alimentos prohibidos en perros

Los perros son compañeros leales y cariñosos que se convierten en una parte integral de nuestras vidas. Como dueños de mascotas responsables, es nuestra responsabilidad garantizar que nuestros amigos peludos reciban la atención y el cuidado adecuados, lo que incluye proporcionarles una alimentación saludable y segura. Aunque los perros pueden disfrutar de una gran variedad de alimentos, es esencial recordar que algunos alimentos comunes en la dieta humana pueden ser peligrosos para ellos. En este artículo, exploraremos una lista de alimentos prohibidos para perros que debes evitar a toda costa para mantener la salud y el bienestar de tu compañero canino.

  • Chocolate: El chocolate contiene teobromina y cafeína, sustancias que pueden afectar el sistema nervioso de tu perro y a su ritmo cardíaco. Dependiendo de la cantidad y del tipo de chocolate consumido, los síntomas pueden variar desde vómitos y diarrea hasta convulsiones y, en casos graves, la muerte.
  • Uvas y pasas: Las uvas y las pasas son altamente tóxicas para los perros y pueden causar daño renal agudo, incluso en pequeñas cantidades. Los síntomas pueden incluir vómitos, diarrea, letargo y falta de apetito.
  • Aguacate: Aunque el aguacate es saludable para los humanos, contiene una sustancia llamada persin que es tóxica para los perros. Consumirlo les puede provocar problemas gastrointestinales, dificultades respiratorias e incluso la muerte en los casos más graves.
  • Cebolla y ajo: Tanto las cebollas como el ajo contienen compuestos que pueden dañar los glóbulos rojos de tu perro, causando anemia. También ten cuidado con los alimentos procesados, ya que estos ingredientes a menudo se encuentran en cantidades más pequeñas y pueden pasar desapercibidos.
  • Huesos cocidos: Si bien puede parecer natural darle a tu perro un hueso cocido para masticar, esto puede ser peligroso. Los huesos cocidos pueden astillarse y causar obstrucciones en el tracto gastrointestinal o dañar los dientes de tu perro. Opta por huesos crudos y supervisa a tu perro mientras los mastica para evitar accidentes.
  • Alcohol: Nunca dejes que tu perro consuma alcohol. El alcohol puede afectar rápidamente el sistema nervioso de tu perro y provocar problemas como vómitos, diarrea, dificultad para respirar, convulsiones e incluso la muerte.
  • Nueces de macadamia: Las nueces de macadamia son conocidas por su toxicidad para los perros. Incluso una pequeña cantidad puede causar síntomas como debilidad, temblores, vómitos y temperatura corporal elevada.
  • Alimentos con edulcorantes artificiales: Algunos edulcorantes artificiales, como el xilitol, son altamente tóxicos para los perros. El consumo de xilitol puede provocar una liberación excesiva de insulina, lo que puede resultar en una drástica disminución de los niveles de azúcar en sangre. Ten especial cuidado al revisar las etiquetas de productos sin azúcar, ya que el xilitol se encuentra en una amplia variedad de alimentos y productos horneados.
  • Productos lácteos en exceso: Aunque a muchos perros les gusta la leche, la lactosa presente en los productos lácteos puede causar trastornos gastrointestinales, como diarrea. Evita dar grandes cantidades de productos lácteos a tu perro y observa cómo reacciona ante ellos.
  • Cafeína: La cafeína, presente en el café, el té y algunas bebidas energéticas, es perjudicial para los perros. Al igual que con el chocolate, puede causar síntomas graves como aumento de la frecuencia cardíaca, temblores y convulsiones.
  • Hígado crudo: Aunque el hígado es una fuente de nutrientes para los perros, el consumo excesivo o frecuente de hígado crudo puede llevar a una hipervitaminosis A, lo que puede resultar en daño óseo y problemas de crecimiento. Si optas por alimentar a tu perro con hígado, asegúrate de hacerlo con moderación y consultando a un profesional de la salud animal.
  • Sal: El consumo excesivo de sal puede ser perjudicial para los perros y provocar problemas de presión arterial, sed excesiva y deshidratación.
  • Productos con huesos pequeños: Algunos alimentos procesados, como salchichas o productos enlatados, pueden contener huesos pequeños que pueden astillarse y causar daño.
  • Pescado Crudo: El pescado crudo puede contener parásitos y bacterias perjudiciales. Además, algunos pescados, como el salmón, pueden contener espinas pequeñas que representan un peligro de asfixia o daño interno. Cocina adecuadamente cualquier pescado que desees compartir con tu perro.
  • Alimentos altos en grasa: Los alimentos ricos en grasa, como la grasa sobrante de carne, pueden causar problemas gastrointestinales en los perros, como pancreatitis.
  • Comida para gatos: La comida para gatos no es apropiada para los perros, ya que no satisface sus necesidades nutricionales. Además, algunos alimentos para gatos pueden contener ingredientes tóxicos para los perros.

La educación y la precaución son clave para mantener a tu perro seguro y saludable. Por supuesto, siempre debes tener en cuenta que cada perro es único y puede reaccionar de manera diferente a ciertos alimentos, pero, por lo general, evitar esta lista de alimentos garantizará su bienestar. Si tu perro ingiere accidentalmente alguno de los alimentos mencionados o muestra signos de malestar, contacta a tu veterinario de inmediato. En Clínica Veterinaria X, en Localidad X, estamos altamente capacitados para responder a estas emergencias, atender todas tus preocupaciones y asegurar la salud y felicidad de tu querido perrito

Contacta por Whatsapp 644 394 684 TARIFAS (disponibles descuentos por volumen)